Blog de Informática, finanzas e inversión.

INFORMÁTICA POR KAMAL MAJAITI.

Si Google Drive no te sincroniza archivos, haz esto para arreglarlo Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Tabla de contenido

Podemos decir que Google Drive es una de las opciones más comunes para alojar contenido en la nube. Ofrecer espacio gratuito bastante aceptable, pero también tiene planes de pago para guardar muchos más archivos. Pero a veces puede haber problemas. Podemos encontrarnos en la situación de que no se conecta y no podemos entrar. ¿Qué podemos hacer si esto ocurre? Lo normal es que se deba a un fallo puntual y podamos solventarlo de una manera sencilla.

Pasos para evitar problemas al conectar Drive

Puede ocurrir que haya algún problema puntual con la conexión, que nuestra cuenta no funcione por algún conflicto o que haya algún error en el navegador. Por tanto, puedes llevar a cabo los pasos que vamos a explicar para poder solucionar errores con Google Drive cuando no conecta bien.

Revisa la conexión

Lo primero es revisar que realmente tienes conexión de Internet y que ésta funciona bien. Puede ocurrir que estés conectado por Wi-Fi y no llegue bien la cobertura y eso provoque fallos al iniciar sesión en plataformas como es el caso de Google Drive. Si la señal es débil, podrías tener problemas.

Por tanto, revisa que la conexión es buena y mira si de alguna manera puedes mejorarla. Por ejemplo conectarte por cable en vez de Wi-Fi, usar algún repetidor inalámbrico, etc. El objetivo es recibir la mejor conexión posible y no tener problemas para iniciar sesión en la cuenta de Google Drive.

Mejorar el ping por Wi-Fi

Desconecta tus cuentas

También puedes probar a desconectar el usuario de Google Drive. Si ves que no se conecta, que no puedes acceder a los archivos que tienes guardados, tal vez haya algún fallo puntual con la cuenta de usuario que tienes iniciada. Puedes probar a cerrar sesión y, posteriormente, volver a entrar para ver si se soluciona.

Básicamente esto lo que hace es reiniciar el proceso. Si se queda pillada la cuenta, no podrías entrar correctamente. Si le das a cerrar sesión y vuelves a entrar, todo se inicia nuevamente y a veces se solucionan conflictos que pueda haber.

Usa una ventana de incógnito

Otro paso que puedes dar es iniciar el navegador en modo de incógnito. Puede que haya algún problema con las cookies o datos de navegación y eso impide que funcione con normalidad. Puedes también darle a borrar todos los datos de navegación y ver si funciona, pero lo más rápido sería iniciar una ventana de incógnito.

Esto lo puedes hacer en los principales navegadores, como son Google Chrome o Mozilla Firefox. Simplemente tienes que abrir esa ventana de incógnito, volver a iniciar Google Drive y ser si se conecta con normalidad.

Prueba otro navegador

Si ves que todo lo anterior no ha tenido un efecto positivo, lo ideal es que pruebes otro navegador. Existen muchas opciones disponibles. Eso sí, asegúrate que es fiable y que funciona bien. Puede ser la causa por la que Drive no se conecta, pero también podría estar comprometiendo la seguridad.

Navegadores como Google Chrome, Mozilla Firefox, Edge o Safari son algunos de los más usados. Siempre es bueno tener al menos un par instalados por si surgen problemas de este tipo y así poder probar.

En definitiva, si ves que Google Drive no conecta puedes seguir estos pasos que hemos mostrado. El objetivo es lograr que tenga conexión con normalidad y poder así descargar archivos, subir contenido a la nube, etc. Puedes incluso usar Google Drive como servidor FTP.

¡Sé el primero en comentar!

INFORMACION DEL PUBLICADOR
Kamal Majaiti
Kamal Majaiti
Administrador de sistemas e informático por vocación.
COMPARTELO EN REDES
Publica un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.