Así piratean las películas y series de Netflix, Amazon o HBO ADSLZone

Desde la llegada de las plataformas de streaming, las redes se han llenado de películas y series pirateadas de estas plataformas, con unas calidades excelentes similares a las que disfrutan los usuarios de plataformas como Netflix, Amazon, HBO o iTunes. Hay varios métodos para conseguir el contenido. Algunos son un secreto pero otros están a la orden del día y todos sabemos cómo poder hacerlo.

Evolución de la piratería: de la tele al streaming

Cuando se emitía una serie antes de la llegada de estas plataformas, la única forma para poder piratearlas era capturar directamente la imagen del descodificador (satélite normalmente) y grabarla con una capturadora, con lo que la calidad era bastante mala por la excesiva compresión que tienen estas emisiones. Este tipo de archivos son conocidos como HDTV, fácilmente diferenciables de los WEBRip o WEB-DL, cuya diferencia ya explicamos.

Con la llegada del streaming esto cambió, ya que la calidad era mucho más homogénea y con un bitrate mayor. Un ejemplo muy claro de esto lo podemos ver con The Big Bang Theory, que empezó pirateándose grabada directamente desde la CBS donde se emite en Estados Unidos. Posteriormente, pasó a obtenerse la versión web, que tiene más calidad y cuyos archivos ocupan más. Actualmente, se suben ambos formatos a redes P2P, aunque ambos se suelen publicar al mismo tiempo en la mayoría de casos, ya que se tarda lo mismo capturándolos desde la plataforma de streaming o desde el descodificador siempre que las horas de emisión coincidan.

Cómo se piratea en streaming

Para piratear el contenido de plataformas en streaming hay, principalmente, dos formas que a su vez tienen algunas variantes.

Descargar el contenido

La primera es la más fácil: descargar el contenido directamente de la plataforma de streaming. Esto lo podemos hacer con suma facilidad con plataformas como YouTube, que no utilizan ningún tipo de DRM y que nos permite descargar los archivos directamente desde los servidores de Google con programas o páginas web dedicadas a ello.

Sin embargo, una plataforma de pago no puede permitirse eso, ya que cualquier persona con el enlace podría descargar la información. Por ello, lo que se hace es aplicar un DRM al contenido que los usuarios de estas plataformas descargan en sus dispositivos, además del correspondiente token de acceso que genera ese enlace. De esa manera, los archivos que se descargan están cifrados, y solo accediendo a la memoria del dispositivo o del programa que los está descifrando permite acceder a esos datos. Para ello, es necesario encontrar una vulnerabilidad, y normalmente no es nada fácil.

A pesar del tiempo extra que requiere realizar un WEBRip, hay grupos que consiguen subir el contenido en apenas 6 minutos con respecto a su lanzamiento, aunque el capítulo dure una hora. Esto es debido a que el DRM que utiliza Amazon, por ejemplo, ha sido roto por un limitado número de grupos. Con ello, se consigue acceder a los archivos originales, y puede descargarlos y cifrarlos en cuestión de minutos. Pero este método se mantiene en el más absoluto de los secretos para evitar que las compañías parcheen el fallo. Un ejemplo lo tenemos en The Grand Tour, cuyos capítulos han estado siempre disponibles casi 6 minutos después de ser emitidos gracias a poder acceder a los archivos originales.

Hay muchas plataformas que se utilizan para descargar el contenido pirata, la mayoría presentes en Estados Unidos. La más típica y común es iTunes. Su DRM fue crackeado hace ya años para las películas Full HD, y éstas suelen estas disponibles unas dos semanas antes en la plataforma de que se lance el Blu-ray al mercado. Con ello, se obtiene un archivo que se etiqueta como WEB-DL, que es el archivo original descargado de la plataforma sin ningún tipo de compresión adicional. A pesar de ello, el bitrate y la calidad es inferior al que ofrece el Blu-ray, pero es más que suficiente. Más que suficiente sobre todo para las series, para las cuales hay que esperar meses o incluso hasta un año para disfrutarlas en Blu-ray y que ofrecen la máxima calidad disponible en el mismo momento de la emisión de los capítulos.

Para descargar el contenido a través de protocolos como Rtsp, RTMP, Apple HLS o simplemente HTTP hay diversos programas, como FFmpeg, cURL, WebVideoCap, Flashget, Orbit Downloader, RTMPDump, y un largo etcétera. Para identificar qué protocolo usa cada plataforma lo más cómodo es usar un sniffer como Wireshark para analizar los paquetes. En el caso de que la plataforma use puertos no estandarizados, hace falta hacer buscar a mano en el dump para encontrarlo.

Pero no solo las películas 1080p de iTunes se pueden piratear con facilidad, sino que también se ha conseguido romper el DRM usado en las películas 4K de iTunes en múltiples ocasiones. Una tienda o plataforma que cuenta incluso con algunos títulos exclusivos como la saga de James Bond en UHD. ¿Cómo ocurre habitualmente esto? Es probable que se encuentre una vulnerabilidad en algún firmware antiguo de Apple TV y hayan conseguido obtener los datos de la memoria mediante un volcado. Es por ello que las plataformas tratan de utilizar siempre las opciones más seguras como el servicio PlayReady de Microsoft en su versión más reciente, por ejemplo.

Capturadoras de vídeo

El segundo método consiste en usar una capturadora. Una captura de video es asequible y puede hacerse con una cualquier persona, permite grabar contenido que emitas en televisión y permiten hasta resolución 4K. Una capturadora de vídeo no presenta ningún tipo de problema, ya que el protocolo HDCP 2.2 fue crackeado hace ya años, y cualquier ordenador o reproductor puede conectarse a una capturadora de vídeo externa y grabar el contenido.

AVerMedia-Live-Gamer-Extreme-2.jpg

La utilización de una capturadora de vídeo es la opción más extendida normalmente, aunque como última opción también puede disponerse un ordenador directamente cuya pantalla se graba. Hay programas que permiten capturar la imagen del ordenador en formatos sin compresión que, aunque ocupan gigas y gigas, permiten luego hacer un rip casi sin pérdidas. Este tipo de grabaciones se conocen como WEBRip, las cuales son fácilmente distinguibles. Esto hace que se tarde unas cuantas horas en subir el contenido a redes P2P desde que se lanza, ya que hay que esperar a que se termine de visualizar para que quede capturado, a diferencia de lo que ocurre con WEB-DL (también llamado WEB) que apenas demora unos minutos.

Fuente obtenida de: https://www.adslzone.net/reportajes/descargas/pirateria-streaming/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1528 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.