Por qué el WiFi va mal aunque uses un repetidor Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Para poder mejorar la conexión de Internet podemos hacer uso de diferentes dispositivos y uno de los más comunes es un repetidor Wi-Fi. Permite amplificar la señal y que pueda llegar a otras zonas donde tenemos problemas de cobertura. Sin embargo esto a veces no es suficiente e incluso podemos tener problemas para conectarnos. Vamos a explicar por qué va mal el Wi-Fi aunque utilices un repetidor y de qué manera puedes mejorar la señal.

Qué hace que el repetidor Wi-Fi no sea suficiente

Cuando usamos un repetidor Wi-Fi lo que buscamos con ello es que la señal inalámbrica llegue a otros lugares. Cuando vemos que esto no es suficiente y aun así tenemos problemas de velocidad o cortes, podemos pensar que hay algún problema, limitación o algún error que estamos cometiendo.

Está mal ubicado

Lo primero es que el repetidor puede estar mal ubicado. Aunque es un aparato que va a repartir la señal a otros lugares, va a tener que conectarse al router y recibir señal. Si lo tienes puesto en una zona muerta o donde llega una cobertura muy débil, no va a ser posible que otros dispositivos se conecten a él.

Por tanto, deberías buscar una ubicación donde reciba señal lo mejor posible y así poder repartirla a otro lugar de la vivienda. Debes evitar ponerlo cerca de electrodomésticos y otros aparatos que puedan interferir, paredes o muros que bloqueen la señal y lo ideal es que esté en un espacio elevado, aislado de cualquier posible interferencia.

Utilizas una banda incorrecta

Los repetidores Wi-Fi suelen ser de doble banda. Esto significa que vas a poder conectarte a la banda de los 2,4 GHz y también a la de los 5 GHz. La primera es la que permite conectar dispositivos desde una distancia mayor, aunque la velocidad va a estar más limitada y no vas a poder lograr lo máximo.

En cambio, la banda de los 5 GHz es la que tiene más velocidad pero va a sufrir más cuando te alejes del punto de acceso. Por ello, es importante que te conectes a la banda adecuada en el repetidor y de esta forma logres aumentar la capacidad según las circunstancias y tener mejor rendimiento.

Diferencias entre 2.4 y 5 GHz

No tiene potencia suficiente

Otra cuestión a tener en cuenta es que tal vez el repetidor Wi-Fi que estás usando no tenga potencia suficiente y eso limite el uso. Aquí podemos mencionar varias opciones. Una de ellas es que no tenga una buena capacidad para recibir y repartir señal, pero también podría ocurrir que la velocidad máxima sea muy limitada.

Generalmente esto último, la velocidad máxima, va a estar limitada por el hecho de que solo funcione en la banda de los 2,4 GHz. No obstante, también debes fijarte bien en la capacidad del dispositivo y hasta qué punto podría mejorar tu cobertura de Internet y no suponer un problema.

Usas un dispositivo en mal lugar o limitado

Pero puede que el problema no sea del repetidor en sí, sino del dispositivo que estás usando para conectarte. Tal vez esté en un mal lugar, como puede ser junto a otros equipos que afecten a la señal o en una zona muerta donde no haya cobertura por su ubicación rodeada de grandes muros.

También puede ocurrir que ese dispositivo esté muy limitado al tener una tarjeta de red que no tenga gran capacidad. Puede que la distancia a la que pueda funcionar no sea suficiente para conectarse al repetidor. Puedes ver qué provoca problemas en el Wi-Fi del portátil.

Alternativas para mejorar la cobertura

Si ves que tienes problemas al utilizar un repetidor Wi-Fi y, por el motivo que sea, no recibes una señal suficiente para poder navegar con normalidad, puedes contar con algunas alternativas. De esta forma lograrás que la velocidad de la red sea superior y no tendrás los molestos cortes continuos.

Una de las opciones es utilizar dispositivos PLC. Lo que hacen estos aparatos es utilizar la línea eléctrica para poder enviar y recibir señal de Internet. Básicamente son dos dispositivos: uno de ellos se conecta al router y a la electricidad, mientras que el otro se conecta en otro lugar de la vivienda a la electricidad.

También puedes usar un punto de acceso. Para ello deberás utilizar cable de red para conectarlo con el router y, desde ese lugar donde lo pongas, repartir la señal de forma inalámbrica. Incluso puedes usar un router viejo para este fin y darle un segundo uso.

En definitiva, como ves puedes utilizar diferentes alternativas a un repetidor Wi-Fi y lograr mejorar la señal. A veces no funcionan tan bien como nos gustaría, pero podemos tener en cuenta ciertos consejos para optimizar la conexión al máximo.

¡Sé el primero en comentar!

Fuente obtenida de: https://www.redeszone.net/noticias/wifi/repetidor-wifi-funciona-mal/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1959 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.