Mi WiFi se corta y el ordenador se ralentiza: cómo solucionar este fallo Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Por qué va mal el ordenador al usar Wi-Fi

Las causas por las que nuestro equipo empieza a ir lento, se queda pillado o vemos que no va como debería al usar Wi-Fi, son diferentes. No existe un motivo único, por lo que tendremos que identificar el problema o probar con diferentes soluciones hasta ver que funciona bien.

La primera causa, una de las más comunes, es que haya algún tipo de malware en el ordenador. Por ejemplo puede ocurrir que tengamos algún virus que se ha colado al instalar un programa inseguro, al descargar algún archivo malicioso que hemos recibido por correo, etc. Esto va a hacer que no funcione bien el sistema y puede atacar servicios y procesos concretos, como podría ser el uso del Wi-Fi o de la red en general.

Otro motivo muy común es que tengamos los drivers de la tarjeta de red obsoletos. Esto hace que la tarjeta Wi-Fi no funcione como debería y se produzcan errores en el sistema, al intentar conectarnos o usar ciertos programas. Incluso podría ocurrir que esos controladores no estén instalados correctamente.

Por otra parte, algo similar ocurriría si Windows no está bien actualizado. Tener el sistema operativo con la última versión es igualmente fundamental para no tener problemas de ningún tipo, como por ejemplo al navegar por Internet de forma inalámbrica.

Si pensamos en un problema propiamente de la red Wi-Fi, una causa puede ser que estemos utilizando un canal saturado. Nuestro equipo tiene que utilizar muchos más recursos para conectares y esto puede hacer que la tarjeta de red no rinda como debería. Incluso puede que esa tarjeta de red no esté conectada físicamente al puerto adecuado.

Pasos para evitar que el Wi-Fi ralentice el ordenador

Después de explicar las principales causas por las cuales el Wi-Fi puede ralentizar el ordenador, vamos a hablar de qué debemos hacer para solucionarlo. Algunos pasos esenciales que pueden ayudarnos a reducir estos problemas y permitir que todo funcione adecuadamente. Generalmente no vamos a tener que instalar nada adicional, salvo los propios controladores en caso de que no estén actualizados o un programa de seguridad.

Actualizar Windows

Lo primero que debemos verificar es que tenemos Windows actualizado correctamente. Esto es muy importante para que el rendimiento sea óptimo y también evitar ciertos problemas que pueden aparecer a la hora de navegar por la red de forma inalámbrica.

Para ello hay que ir a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Actualización y seguridad y allí nos mostrará si hay o no alguna versión disponible que podamos actualizar. Además, si algún archivo se ha quedado pendiente en alguna actualización previa y dio error, nos aparecerá también.

Actualizar Windows

Esto es muy importante para evitar conflictos. A veces aparecen errores con el Wi-Fi que lastran el funcionamiento del sistema y se debe a una actualización que se ha quedado pillada o un problema similar que no permite que funcione bien.

Tener los adaptadores con las últimas versiones

Algo similar puede ocurrir con los controladores de la propia tarjeta Wi-Fi. Puede dar fallos si los drivers están desactualizados o ha habido algún conflicto en la instalación. Por tanto, debemos revisarlo y en caso de que haya algo mal, solucionarlo.

Tenemos que ir a Inicio, entramos en Administrador de dispositivos, vamos a Adaptadores de red y allí buscamos la tarjeta inalámbrica correspondiente. Simplemente hay que hacer clic con el segundo botón del ratón y le damos a Actualizar controlador.

Actualizar el controlador de la tarjeta de red

Si vemos que el problema persiste una vez nos hemos asegurado de tener la última versión del adaptador de red, siempre podemos darle a Deshabilitar y volver a Habilitar que se reinstalen correctamente. Incluso está la opción del Restablecimiento de red que encontraremos en Configuración y Red e Internet.

Mantener la seguridad del equipo

Hemos mencionado que una de las causas comunes por las que el Wi-Fi ralentiza el ordenador es por la presencia de malware. Hay virus que pueden actuar cuando el equipo se conecta a la red e incluso según qué tarjeta de red estemos utilizando.

En este caso lo que vamos a hacer es un análisis completo del equipo. Debemos utilizar un buen antivirus y buscar amenazas. Por ejemplo Windows Defender, Avast o Bitdefender son algunas buenas soluciones para Windows y nos ayudarán a evitar la entrada de malware y también eliminar posibles virus que haya.

Si mantenemos el equipo correctamente protegido podremos evitar muchos tipos de problemas. Aunque el antivirus es importante, también lo es instalar programas siempre desde fuentes oficiales y por supuesto el sentido común y evitar problemas.

Cambiar la banda del Wi-Fi

La saturación de los canales Wi-Fi puede suponer que la red no funcione correctamente y que incluso el ordenador se ralentice. Aquí debemos tener en cuenta la posibilidad de elegir un canal que esté menos saturado, que básicamente significa que no está siendo ocupado por otras redes cercanas.

Pero además, un método muy interesante para poder conectarnos sin problemas a la red y reducir los fallos, es elegir correctamente la banda que utilizamos. Si por ejemplo estamos conectados a la banda de los 2,4 GHz y está muy saturada, podemos probar con la de los 5 GHz.

Esto puede permitir que nos conectemos a un canal libre y que el rendimiento de la red sea óptimo. Es un factor que puede influir notablemente en la velocidad y calidad de la señal.

Ver si hay fallo físico o probar otro conector

¿Puede que haya algún fallo físico con el adaptador de red? Generalmente esto ocurre cuando los conectores están dañados y el ordenador no lo reconoce adecuadamente. Puede afectar al rendimiento y lastrar el funcionamiento del equipo o directamente que sea imposible conectarnos.

También podría ocurrir que estemos usando un puerto USB incorrecto. Si nuestro adaptador Wi-Fi permite usar puertos USB 3.0 y estamos usando un puerto 2.0, podría dar lugar a fallos y a limitaciones en el uso que termine por afectar al propio sistema.

En definitiva, en ocasiones podemos ver que el ordenador se ralentiza al utilizar el Wi-Fi. Hemos explicado cuáles son las principales causas y qué pasos debemos dar para evitar que esto ocurra y lograr un buen rendimiento en las conexiones.

Fuente obtenida de: https://www.redeszone.net/tutoriales/redes-wifi/evitar-wifi-ralentice-ordenador/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1553 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.