Mesh Wi-Fi: Qué es, funcionamiento y cuál comprar Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Para poder tener una mejor conexión de Internet de forma inalámbrica podemos hacer uso de diferentes dispositivos. Lo habitual es usar un repetidor, pero también hay otras alternativas como son los sistemas Wi-Fi Mesh. Vamos a explicar en este artículo qué son, cómo funcionan y qué ventajas tiene frente a otras opciones. Además, veremos qué características tener en cuenta para comprarlo.

Cómo funciona un Mesh Wi-Fi

Un Mesh Wi-Fi o sistema Mesh va a permitir llevar la conexión a diferentes lugares de tu vivienda. Es muy común que te encuentres con zonas muertas, donde la red inalámbrica llega muy débil o incluso no puedes llegar a conectarte. Para salvar esta situación puedes utilizar dispositivos de este tipo.

Si necesitas tener conexión en todas las habitaciones y además con un buen rendimiento, sin duda es una opción a tener en cuenta. Un sistema Mesh está compuesto por un router o dispositivo base, además de diferentes satélites. Pueden ser dos, tres o más dispositivos satélites que vas a repartir por tu hogar.

La peculiaridad de este sistema es que todos los dispositivos se conectan entre sí. Es decir, si repartes cuatro satélites por diferentes habitaciones, cada uno de ellos no tiene que conectarse al router, sino que se conectan entre sí. De esta forma puedes cubrir una mayor área sin tantos problemas y además podrás conectarte a uno u otro sin que haya cortes.

Las redes en malla cuentan con un único nombre de red o SSID, además de la misma contraseña. Esto hace que estés siempre conectado, ya que todos los satélites y el router o base están interconectados formando una red en malla. Lo que van a hacer es asignarnos un satélite diferente según las circunstancias para lograr siempre tener la conexión más óptima posible. Es decir, no siempre vas a conectarte al que tengas más cerca, ya que podría ser que si te conectas a otro tuvieras más velocidad y calidad.

Por tanto, los sistemas Wi-Fi Mesh van a gestionar mejor la conexión que los repetidores o dispositivos PLC, que son dos de las principales alternativas. Cada uno de sus aparatos no va a conectarse directamente al router, lo cual mermaría la calidad conforme se alejen, sino que van a conectarse siempre entre sí. Así podrán calcular en cada momento a qué nodo vas a conectarte y podrás moverte libremente por tu vivienda y que automáticamente se conecte a uno u otro según determinados factores.

Qué ventajas tiene

Puede que te preguntes qué ventajas tiene un Wi-Fi Mesh frente a un repetidor. El principal objetivo de los dos dispositivos es llevar la conexión de un lugar a otro. Sin embargo, como vas a ver hay diferentes puntos positivos que pueden decantar la balanza en favor de usar un Mesh Wi-Fi.

Se conectan los satélites entre sí

Una de las ventajas es justamente su funcionamiento. Van a conectarse todos los dispositivos entre sí y van a crear una red mallada. Esto permitirá que cada uno de los satélites se conecte a los demás y no directamente al router. Es un punto diferencial frente a los amplificadores inalámbricos o los PLC.

Esto va a ayudar a que la calidad de la conexión sea óptima. Va a permitir que te muevas por toda la casa y tus dispositivos se vayan conectando a diferentes satélites del Mesh según las circunstancias y siempre tener el mejor rendimiento posible para la conexión de Internet.

Es escalable

Puedes tener un sistema Mesh tan completo como necesites. Los hay de simplemente el router y un satélite, pero también con tres, cuatro o más satélites que permitan ampliar la cobertura. Por tanto, es otra ventaja clara frente a los repetidores Wi-Fi que están más limitados en este sentido.

Además, si en un momento dado necesitas ampliar la capacidad, puedes hacerlo. Si por ejemplo tienes un modelo que venga con un router y dos satélites, puedes comprar otro aparte y agregarlo para que amplíe el área disponible y tengas así mejor acceso a la conexión de Internet.

Puede cubrir un área muy grande

Precisamente el hecho de ser escalable y poder tener muchos satélites va a hacer que cubra un área muy grande. Vas a poder cubrir varios cientos de metros cuadrados sin demasiados problemas, por lo que no importa si tienes una vivienda amplia o de dos plantas. Este sistema es muy útil para estos casos.

Eso sí, lógicamente la velocidad no va a ser máxima. Aunque llegues a tener cobertura en otros lugares, no va a ser lo mismo que conectarte justo al lado del router. No obstante, los resultados que vas a obtener con un Mesh Wi-Fi son muy buenos si lo comparas con otras alternativas.

Sistema Wi-Fi Mesh

Mayor estabilidad

También vas a tener más estabilidad. Sin duda esto es importante. No vas a sufrir los molestos cortes o pérdida de señal que sí tendrás con otros aparatos. Un sistema Mesh es más estable y permite además que te conectes en movimiento sin tener que hacer nada. Es un proceso automático y se conectará a los diferentes satélites en función de cuál sea el mejor en cada momento.

Si buscas tener una conexión fiable, que no se corte constantemente y que no tengas que volver a conectarte, esta opción es ideal. Aprovecharás que mantiene un único SSID y contraseña para todos los satélites, algo que facilita mucho el poder conectarte y es una ventaja clara.

Qué tener en cuenta al comprar uno

Vas a encontrarte con muchos modelos diferentes, con características distintas. Por tanto, es importante que elijas bien cuál comprar y de esta forma poder aprovechar sus especificaciones y que cumplan con lo que esperas. Vamos a mostrar qué tener en cuenta al adquirir este tipo de dispositivos.

Cantidad de nodos

Uno de los puntos más interesantes que deberás comprobar es cuántos nodos o satélites va a tener el Mesh Wi-Fi que vas a comprar. Eso va a ser determinante de cara a tener más o menos cobertura. Cada satélite adicional añadirá más metros cuadrados en los que podrás conectar otros dispositivos a Internet.

Lo más habitual es tener un router y dos satélites adicionales. No obstante, puedes encontrar modelos que van desde un router y un satélite hasta otros que tienen cuatro o cinco nodos. Tendrás un abanico de opciones para elegir el que más te interese según el área que quieras cubrir.

Velocidad máxima

¿Cuál es la velocidad máxima del sistema Mesh que vas a comprar? Eso también es fundamental. Los hay doble e incluso triple banda. Puedes alcanzar velocidades de varios Gbps como tope teórico. Si por ejemplo vas a jugar online, vas a subir mucho contenido a la nube o reproducir vídeos en Streaming en máxima calidad, te interesa comprar uno que tenga la máxima velocidad posible.

Hay modelos que únicamente funcionan en la banda de los 2,4 GHz y en esos casos no podrás alcanzar la velocidad máxima de fibra óptica. Vas a estar limitado. Por tanto, mira bien qué velocidad vas a necesitar y adquiere un dispositivo que pueda alcanzar esa cantidad para no tener problemas. También debes fijarte que tenga Wi-Fi 6.

Que tengan puertos Gigabit

Por supuesto, que tenga o no puertos Gigabit Ethernet es otro factor a tener en cuenta. ¿Vas a conectar dispositivos por cable? Por ejemplo conectar un ordenador por cable, una televisión o una videoconsola. En ese caso te interesa que sea Gigabit y poder alcanzar así la máxima velocidad de Internet.

Si compras un Wi-Fi Mesh que solo tenga puertos Fast Ethernet, la velocidad por cable va a estar limitada a 100 Mbps. Si por ejemplo tienes contratada una tarifa de fibra óptica de 500 Mbps, estarías limitado a esos 100 Mbps y no podrías aprovecharla. En cambio, los puertos Gigabit van a permitir alcanzar hasta 1 Gbps.

Vista de los dos nodos del sistema Wi-Fi AiMesh ASUS ZenWiFi AX XT8 en su esplendor

Cifrado compatible

La seguridad es un factor muy importante y también es algo que cuenta a la hora de elegir qué sistema Mesh comprar. Si quieres proteger la red inalámbrica al máximo, hoy en día es interesante adquirir dispositivos que sean compatibles con el cifrado WPA-3. Es el más reciente para proteger el Wi-Fi.

Por tanto, si decides montar un Wi-Fi Mesh en casa y quieres prepararlo lo mejor posible para evitar ataques, una buena idea es que compres un equipo con cifrado WPA-3. Esto aportará un extra de seguridad para evitar que tus vecinos o cualquier intruso llegaran a entrar en la red inalámbrica.

Capacidad máxima de dispositivos conectados

¿Cuántos dispositivos vas a querer conectar a Internet en casa? Aquí puedes encontrar grandes diferencias. Algunos modelos no admiten más que unos cuantos aparatos conectados al mismo tiempo, mientras que otros pueden pasar de 100 sin muchos problemas. Esto dependerá de cada caso y las necesidades que tengas.

No obstante, lo interesante hoy en día es que admita cuantos más aparatos mejor. Los dispositivos IoT están cada vez más presentes en nuestras vidas. Hablamos de bombillas inteligentes, sensores, televisiones… Eso hace que sea necesario contar con conexiones que admitan una gran cantidad de dispositivos sin que aparezcan problemas.

En definitiva, estas son algunas cuestiones importantes relacionadas con los sistemas Wi-Fi Mesh, con su funcionamiento, ventajas y también características principales para comprar el mejor modelo. Son dispositivos muy útiles que te ayudarán a tener una mejor conexión inalámbrica y evitar cortes.

¡Sé el primero en comentar!

Fuente obtenida de: https://www.redeszone.net/tutoriales/redes-wifi/wifi-mesh-como-funciona-caracteristicas/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1774 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.