¿Es necesario usar VPN y HTTPS para proteger mi conexión? Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Mantener la privacidad y evitar que se filtre información al navegar por la red es algo fundamental. Para ello podemos tener en cuenta diferentes aspectos, como por ejemplo entrar en sitios web cifrados o usar VPN cuando navegamos por redes Wi-Fi públicas y desprotegidas. Pero, ¿es necesario ambos casos siempre? En este artículo vamos a hablar de la combinación de VPN y HTTPS y si realmente es imprescindible.

¿Debo usar VPN si navego en sitios HTTPS?

En primer lugar hay que mencionar las diferencias entre HTTP y HTTPS. Seguro que al navegar por Internet has visto que hay páginas que tienen una URL empezando por HTTP y otras que tienen una “S” añadida. Este último caso significa que es un sitio cifrado y nuestros datos no van a quedar expuestos fácilmente si por ejemplo navegamos por un Wi-Fi público.

Una de las misiones de las VPN es precisamente cifrar la conexión y evitar que esos datos puedan filtrarse. Entonces, ¿es necesario realmente usar una VPN si navegamos por páginas seguras y que están cifradas? Lo cierto es que no son dos cosas incompatibles.

Por un lado, HTTPS significa que ese sitio en concreto está cifrado. Es decir, la URL que estamos poniendo en el navegador, como podría ser RedesZone.net. Pero claro, ¿y si ese sitio web está enlazando a cualquier otra página HTTP y entramos en ella? Ahí ya perderíamos esa protección.

Una VPN va a brindar siempre mayor protección. Va a cifrar todos los sitios web HTTP que entremos, además de cualquier otro servicio o programa y no solo el navegador. A fin de cuentas toda la conexión va a pasar por este software.

Las VPN no evitan el robo de contraseñas siempre

Ventajas de combinar VPN y HTTPS

Por tanto, podemos decir que perfectamente es compatible el uso de VPN y HTTPS y que incluso es algo que deberíamos hacer. Vamos a ver cuáles son las principales ventajas de usar también VPN, más allá de confiar solo en los sitios cifrados que visitamos.

  • Protege todas las conexiones: lo primero a tener en cuenta es que una VPN no solo va a proteger esa página web que estamos visitando, sino todas las conexiones. Por ejemplo si abrimos un programa para realizar una llamada de voz o cualquier aplicación que se conecte a Internet.
  • Evita que salgamos a sitios desprotegidos: también va a evitar que salgamos a sitios HTTP desprotegidos. Es lo que mencionábamos antes, básicamente: un sitio web seguro, HTTPS, puede contener enlaces a páginas de terceros que no están cifradas realmente.
  • Oculta ciertos datos: otra cuestión muy importante es que una VPN oculta datos que un sitio HTTPS no. Por ejemplo vamos a ocultar la dirección IP real, algo que es muy importante en determinadas circunstancias.
  • Podemos evitar bloqueos: además, al usar una VPN vamos a poder acceder precisamente a sitios HTTPS que puedan estar bloqueados geográficamente. Podemos conectarnos a través de servidores que se encuentren en otro país y así evitar esos bloqueos.

Por tanto, la combinación de VPN y HTTPS no solo es posible, sino que tiene sentido y es aconsejable en muchas ocasiones. En ambos casos vamos a mejorar la privacidad al navegar de forma cifrada, pero en el caso de la VPN va a ser más amplio y abarcar a toda la conexión y no solo a un sitio en concreto.

Fuente obtenida de: https://www.redeszone.net/noticias/redes/usar-vpn-con-https-proteger-conexion/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1553 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.