Cuáles son las tarjetas más seguras para comprar online Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Realizar compras por Internet es algo muy común hoy en día. Tenemos un amplio abanico de opciones disponibles para comprar prácticamente cualquier cosa. Hay infinidad de plataformas y servicios online. Además, podemos usar diferentes métodos de pago. Ahora bien, no todos ellos son igual de seguros. En este artículo vamos a hablar de qué tipos de tarjetas son las más fiables a la hora de pagar por Internet. También hablaremos de las estafas más frecuentes a la hora de comprar o pagar online.

Aumento del comercio online

Hace unos años la manera en la que realizábamos compras era muy diferente. Es cierto que el comercio por Internet no es algo nuevo, pero sí que hemos vivido una explosión en los últimos años. Especialmente ha habido un aumento de confianza de los consumidores. Si antes había ciertas reticencias a comprar algunos productos, hoy en día no tiene nada que ver.

Esto hace que nos aventuremos a comprar casi cualquier cosa online. Eso hace que desconfiemos menos de las diferentes plataformas que hay disponibles en la red. Ahora bien, lo cierto es que eso puede ser un arma de doble filo. Podríamos pecar de confiados y terminar pagando con algún método de pago inseguro o en un sitio falso.

Hay algo que ha hecho que todo esto aumente: el uso del móvil. Podemos coger prácticamente cualquier dispositivo móvil, entrar en Internet y realizar una compra. Hay incluso aplicaciones que nos permiten hacer una compra a golpe de clic y pagar inmediatamente.

Pero el hecho de que haya aumentado tanto el comercio electrónico también ha provocado un crecimiento de los ataques informáticos. Los piratas informáticos ponen sus miras en aquello que es más usado y pueden robar contraseñas, datos personales o incluso información bancaria al realizar pagos.

Tipos de tarjetas que existen

Para evitar problemas al comprar por Internet es imprescindible utilizar tarjetas que sean seguras. De hecho, podemos decir que es uno de los métodos más fiables. Son muy útiles por su facilidad de uso y además hay una gran cantidad de opciones disponibles. Siempre vamos a estar respaldados y por ello son una opción segura. Vamos a hablar de diferentes opciones habituales que existen en Internet y explicar cuáles son los puntos positivos y negativos de cada una de ellas. El objetivo es conocer en todo momento qué posibles riesgos de seguridad vamos a encontrar en cada opción y poder hacer uso de la que más ayude a evitar riesgos.

Crédito

La primera opción son las tarjetas de crédito. Podemos decir que es la más insegura de las que vamos a ver. No es insegura por su naturaleza, por cómo funcionan, sino por los límites que puede tener. En caso de ataque informático, que nos la roben o perdamos, es la que va a estar más expuesta de todas ellas.

El límite es un punto a tener en cuenta en este caso. ¿Qué significa eso? Vamos a poder incluso quedar la cuenta bancaria en negativo. Si tenemos por ejemplo una cuenta con 500€, pero asociada a esa cuenta disponemos de una tarjeta de crédito de hasta 1000€, vamos a poder gastar esos 1000€. La cuenta va a quedarse en negativo.

Por este motivo, es importante denunciar lo antes posible en caso de sufrir una pérdida o robo. Además, por suerte hoy en día es muy sencillo bloquear las tarjetas incluso desde el teléfono móvil, dentro de la aplicación bancaria, por lo que es algo que hay que hacer lo antes posible.

Débito

La siguiente opción que tenemos son las tarjetas de débito. Son más seguras que las de crédito. Estas tarjetas van a tener un límite de gasto inferior a las de crédito, pero además vamos a estar limitados al dinero existente en nuestra cuenta bancaria (salvo algunas excepciones y siempre que lo configuremos).

Esto significa que, en caso de que alguien robe nuestra tarjeta, no va a poder gastar tanto dinero. Una vez llegue al límite, no va a poder gastar más allá de esa cantidad. Incluso si tenemos una cuenta bancaria con poco dinero y la tarjeta de débito está vinculada a esa cuenta, no podrían gastar más de esa cantidad.

Eso sí, aunque digamos que son más seguras que las de crédito, igualmente conviene cancelar la tarjeta de débito en cuanto se detecte un fraude, robo de datos o pérdida. Esto evitará problemas adicionales.

Seguridad de las tarjetas contactless

Monedero o prepago

Estas tarjetas son mucho más seguras. Sirven también para realizar compras en Internet y pagar en cualquier tienda, pero tienen un plus de fiabilidad. ¿Por qué son más seguras? Básicamente se trata de una tarjeta a la que podemos ingresar una cantidad de dinero exacta. Ese dinero lo podemos meter a través de otra tarjeta, una transferencia bancaria, ingreso por el cajero, etc.

Si por ejemplo vas a comprar algo por Internet que cueste 100€, simplemente te aseguras de que esa tarjeta tiene 100€ al momento de realizar el pago y listo. No necesitas que tenga siempre dinero. Sin duda es una opción para minimizar riesgos y que en caso de pérdida o robo no afecte más allá del dinero que queramos tener, que incluso puede ser de 0€ salvo cuando vayamos a comprar algo.

Hay opciones de este tipo, como son la tarjeta de Bnext o Revolut. Funcionan de forma similar y en ambos casos simplemente hay que meter la cantidad de dinero que queramos y realizar pagos por Internet o compras en lugares donde pueda haber cierto riesgo.

Tarjetas virtuales

Una opción también muy segura y similar a la anterior son las tarjetas virtuales. En este caso es el propio banco quien nos permite tener una o incluso varias tarjetas virtuales para realizar compras online. Son tarjetas independientes de la principal, que simplemente vamos a utilizar para esas compras puntuales que hagamos. Tenemos que recargar con la cantidad correspondiente y listo.

Hay que mencionar que en algunas ocasiones este tipo de tarjetas virtuales cambia la numeración. Si alguien logra robar los datos bancarios al realizar un pago, no podrá utilizarlos posteriormente ya que van a cambiar. Un extra de seguridad que sin duda viene muy bien para pagar.

Tarjetas específicas de una tienda

También está la opción de utilizar una tarjeta específica de una tienda. Realmente va a actuar como una tarjeta recargable o monedero. No es algo que esté muy extendido, al menos no en España, pero es una alternativa más que podemos tener en cuenta para el comercio electrónico y no tener problemas.

Básicamente son tarjetas que proporciona la propia tienda y que podemos recargar. En cualquier momento podemos usarla para realizar una compra, sin necesidad de utilizar tarjetas de crédito, débito o cualquier otro método alternativo que tengamos.

¿Cuáles son las más seguras para Internet?

A la hora de pagar por Internet con tarjeta, las más seguras son las virtuales y las prepago que podemos recargar con la cantidad exacta. Las virtuales permiten tener incluso una tarjeta con numeración única para cada compra que se realice, por lo que la que estamos utilizando dejará de funcionar una vez finalicemos el proceso y un posible atacante no podría usarla en un futuro para suplantarnos y realizar un pago fraudulento. Además, también tienen la opción de poner límites.

La tarjetas prepago o monedero básicamente se recargan cuando las necesitemos. Si por ejemplo vas a hacer una compra por Internet y vas a adquirir un producto que cueste 100€, simplemente te aseguras de recargarla con esa cantidad y listo. No expones más que el precio que realmente vas a pagar por esa compra y limitas mucho la capacidad de un atacante para robarte.

Por otro lado, las que menos aconsejamos son las de débito y, sobre todo, las de crédito. En este caso podríamos tener más problemas en caso de ser víctimas de un ataque informático. Podrían robarnos hasta el límite de la tarjeta de débito, que podría ser la cantidad de dinero que tengamos en una cuenta bancaria. Las de crédito incluso podría ir más allá, ya que podríamos quedarnos en negativo hasta cierto límite.

Por tanto, si vas a comprar por Internet y quieres pagar por tarjeta, nuestro consejo es que utilices las virtuales y prepago. Esto te aportará más garantías de que un hipotético atacante no va a robar dinero de tus cuentas, ya que estaría limitado a esa cantidad que tuvieras asignada en cada una de ellas.

Estafas comunes al pagar con tarjeta en Internet

Como ves, hay diferentes opciones para pagar por Internet con tarjeta. Es imprescindible que elijas una opción segura, ya que de lo contrario podrías sufrir alguno de los ataques cibernéticos que vamos a explicar y eso hará que tus datos se vean comprometidos. En todo momento debes estar preparado.

Ataques Phishing

Podemos decir que es una de las principales estafas a la hora de realizar un pago por Internet, poner datos bancarios o cualquier tipo de información personal. Consiste básicamente en acceder a una página en Internet que simula ser legítima, pero realmente se trata de una estafa y ha sido creada para robar esos datos.

Puede ocurrir al realizar un pago en plataformas como puede ser Amazon o cualquier servicio online. Al hacer clic a través de un enlace, nos lleva a una página que parece legítima. Sin embargo se trata de una copia que ha sido diseñada solo para robar los datos de la tarjeta y poner en riesgo nuestra seguridad.

Principales víctimas del Phishing

Robo en redes Wi-Fi inseguras

Esto puede ocurrir cuando realizas un pago desde una red inalámbrica que no es fiable. Por ejemplo un Wi-Fi público en un centro comercial, aeropuerto o cualquier lugar similar. Ha podido ser creado simplemente para robar datos. No sabemos realmente quién puede estar detrás.

En estos casos se hace aún más imprescindible utilizar una tarjeta bancaria segura con la que poder minimizar riesgos lo máximo posible. No obstante, puedes también usar algunas opciones como por ejemplo una VPN. Esto va a permitir que la información que envíes en la red viaje de forma cifrada.

Skimming

Un peligro más es lo que se conoce como Skimming. Es un caso diferente a los anteriores, ya que no se trata de una página web modificada o un sitio que simplemente tiene un malware capaz de recopilar los datos de la tarjeta a la hora de pagar. Pero también puede ser un problema importante.

Se trata en este caso de un hardware modificado que es capaz de copiar los datos de la tarjeta. En esta ocasión el problema aparece cuando vas a comprar en un sitio físico. Va a registrar la información de la tarjeta bancaria sin que te des cuenta. No es algo habitual, pero es una posibilidad más.

En definitiva, como has visto hay diferentes tipos de tarjetas bancarias que puedes utilizar. Es importante que elijas una opción segura, ya que así mantendrás protegidos tus datos personales y evitarás problemas que afecten a tu privacidad y seguridad en la red.

¡Sé el primero en comentar!

Fuente obtenida de: https://www.redeszone.net/tutoriales/seguridad/tipo-tarjetas-seguras-pagar-online/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1380 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.