Access Point o punto de acceso WiFi, qué es y funcionamiento Redes Zone : Portal sobre telecomunicaciones y redes

Para navegar por Internet podemos hacer uso de diferentes dispositivos. Lo normal es que nos conectemos directamente al router, pero también podríamos estar usando otro punto de acceso. Por ejemplo otro router que se conecte al principal por cable Ethernet y pueda ofrecer señal inalámbrica en otro lugar. En este artículo vamos a hablar de qué es y cómo funciona un punto de acceso WiFi, también conocido como Access Point.

En qué consiste un punto de acceso

Un punto de acceso es un dispositivo que se va a conectar al router para poder ofrecer conexión en otro lugar. Básicamente crea un segundo punto al que podemos conectarnos desde otros equipos. Es importante destacar que se va a conectar al router o dispositivo principal mediante cable y no por Wi-Fi. De forma va a mantener la velocidad y estabilidad de la conexión.

Con este tipo de dispositivos vamos a poder ampliar la presencia de la conexión de Internet a otras zonas. El router puede cubrir un área determinada si conectamos otros equipos por Wi-Fi. Sin embargo, en cuanto nos alejamos unas decenas de metros la señal empieza a caer hasta que llegamos a un punto en el que la velocidad es muy limitada o incluso perdemos la conexión.

Lo que hace el punto de acceso es servir como si fuera una extensión del propio router. Se va a conectar a él a través de un cable Ethernet y de esta forma va a permitir que la conexión llegue a otra zona sin que haya pérdida. Podrá emitir señal Wi-Fi como si estuvieras al lado del router, aunque realmente te encuentres en otra zona más alejada.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo que un repetidor. Aunque el objetivo pueda parecer el mismo, el funcionamiento no lo es. Un repetidor o amplificador no es un punto de acceso, sino un dispositivo que va a recibir la señal del router de forma inalámbrica y, posteriormente, enviarla a otros equipos. Ahí hay pérdida de señal, evidentemente.

Para qué y dónde se utiliza

El uso principal de un Access Point es poder ofrecer una conexión estable en diferentes lugares y no solo donde se encuentra el router. Por ejemplo en un gran espacio público, un edificio de varias plantas o donde puede haber muchos obstáculos que impidan que la señal llegue correctamente. Vamos a ver los principales lugares donde se suele instalar los puntos de acceso.

Oficinas

El primer lugar donde es muy común instalar puntos de acceso es en las oficinas de una empresa. Piensa en una organización que cuente con diferentes secciones: administrativos, venta, organización… En cada una de las salas van a necesitar tener conexión de Internet y que además funcione correctamente.

Una opción es instalar repetidores Wi-Fi, por ejemplo. Sin embargo la pérdida de señal puede hacer que un equipo informático no se conecte correctamente y aparezcan problemas. Ahí es donde entra en juego un Access Point. Pueden conectarlo por cable Ethernet directamente al router y recibir conexión para que otros dispositivos puedan conectarse a él.

Grandes edificios

Algo similar ocurre con un gran edificio. Piensa por ejemplo en una tienda que tenga varias plantas. Para que en cada una de esas plantas haya una buena conexión de Internet disponible para los clientes y trabajadores, una buena idea es instalar puntos de acceso. Así podremos conectarnos sin problemas, con un rendimiento óptimo.

Básicamente el objetivo siempre va a ser cubrir una gran superficie. Un router por sí solo tiene capacidad para unas decenas de metros cuadrados. Si estamos ante un edificio de gran tamaño, eso es insuficiente y habría que buscar alternativas, como es instalar un Access Point y que sirva como punto para poder obtener conexión.

Usar Wi-Fi públicos con seguridad

Hoteles

En los hoteles también es muy frecuente que haya diferentes puntos de acceso para poder conectarnos. Suele haber al menos uno por planta, pero si se trata de un edificio grande puede que haya varios en cada una de ellas. De esta forma los clientes pueden conectarse a Internet y lograr una buena velocidad sin cortes.

Todos estos puntos de acceso van a estar conectados al router principal. Hay que tener en cuenta que este tipo de aparatos puede gestionar decenas de conexiones simultáneas, por lo que pueden conectarse al mismo tiempo muchos clientes sin problemas, algo que no ocurriría con un repetidor Wi-Fi, que sí está más limitado.

Vivienda

No es lo habitual, pero también es posible instalar un Access Point en casa. No obstante, lo más común es optar por un repetidor Wi-Fi o por dispositivos PLC. La distancia a cubrir va a ser menor, así como también va a ser inferior la cantidad de usuarios que se van a conectar al mismo tiempo y habría menos problemas.

Pero sí, los puntos de acceso pueden ser útiles también en una vivienda. Por ejemplo en una casa que tenga dos plantas es buena opción para mantener una conexión aceptable en todo momento y que la velocidad no caiga. Una alternativa a tener que utilizar repetidores o amplificadores Wi-Fi.

Cómo elegir un Access Point

¿Qué tener en cuenta al comprar un punto de acceso? Vamos a ver algunas características que no pueden faltar y que pueden ser diferenciales para elegir entre las múltiples opciones que vamos a encontrar. El objetivo va a ser siempre lograr una buena cobertura, velocidad y evitar los molestos cortes.

Velocidad máxima

Lo primero que debes tener en cuenta es qué velocidad máxima puede ofrecer ese punto de acceso. Esto va a ser vital para poder conectar otros dispositivos y navegar correctamente por Internet, descargar archivos, usar la nube… Un factor importante es que tenga o no doble banda, ya que si es compatible con los 5 GHz va a permitir lograr la máxima velocidad por Wi-Fi.

Si es doble banda, generalmente los puntos de acceso admiten una velocidad de hasta 1200 Mbps. En cambio, si solo funciona a través de la banda de los 2,4 GHz, vas a estar limitado posiblemente a 300 Mbps. Puede que esto último sea suficiente para ti, pero en determinadas situaciones va a ser mejor contar con una velocidad mayor. Es interesante que cuente con tecnología Wi-Fi 6 y poder alcanzar mayor velocidad.

Puertos Ethernet

Es también interesante que cuente con puertos Ethernet, más allá de ofrecer conexión Wi-Fi. De esta forma podrás conectar otros aparatos por cable, como puede ser un ordenador, una televisión, una videoconsola… Es mejor para lograr una buena velocidad, pero también estabilidad y evitar molestos cortes.

Aquí hay un punto muy importante: Fast Ethernet o Gigabit Ethernet. En el primer caso, estarías limitado a una velocidad máxima de 100 Mbps por cable. En cambio, si es compatible con Gigabit Ethernet puedes alcanzar hasta 1 Gbps, por lo que podrías acceder a la máxima velocidad de fibra óptica que hay en la actualidad en España.

Tipo de cifrado

Si nos centramos en la seguridad, un factor muy importante para evitar intrusos y lograr que la conexión esté siempre protegida, va a ser fundamental el tipo de cifrado que utilice. Básicamente es igual que los routers y debes optar siempre por un cifrado que no sea obsoleto y pueda proteger bien tu conexión.

Hoy en día los cifrados más seguros son WPA-3 y WPA-2, que son los más recientes. Debes ver que ese Access Point que vas a comprar sea compatible con ellos. Es importante no utilizar cifrados obsoletos, como puede ser WPA o WEP, que pueden ser explotados fácilmente a través de herramientas informáticas.

Router con cifrado WPA3

Cantidad de dispositivos que admite

Otra cuestión a tener en cuenta es cuántos dispositivos va a permitir conectar al mismo tiempo. Esto puede ser un punto muy importante en determinadas ocasiones. No es lo mismo instalar un Access Point para una vivienda particular que hacerlo en una empresa con múltiples equipos conectados o en un hotel.

Por tanto, debes mirar cuántos equipos admite conectados al mismo tiempo. Un buen punto de acceso permite conectar más de 128 dispositivos sin problemas. Incluso los hay que aceptan hasta más de 200. Sin duda es una cifra muy superior a la que admiten la mayoría de repetidores Wi-Fi, por ejemplo.

En definitiva, como has podido ver un punto de acceso es una opción muy interesante para tener Internet en otras zonas de la vivienda, de un edificio, oficina, hotel o cualquier lugar donde necesites conectarte lejos del router. Se conecta a este dispositivo principal a través de cable y permite que tengas una buena velocidad de Internet sin cortes. Es una opción alternativa a utilizar repetidores Wi-Fi.

¡Sé el primero en comentar!

Fuente obtenida de: https://www.redeszone.net/tutoriales/redes-wifi/que-es-punto-acceso-wifi/

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

Sobre Kamal Majaiti 1774 artículos
Administrador de sistemas e informático por vocación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.